Carolina Pérez Costamagna:»LAs expectativas de genero quedan arraigadas en los niños y niñas entre los 10 y 14 años»

En su columna de feminismo y genero, Carolina Pérez Costamagna, nos hablo de los estereotipos de genero, y como se arraigan en los niños de 10 a 14 años. Escucha la columna completa en el siguiente link.

El estudio que se hizo en quince países ricos y pobres, entre esos están, Bolivia, Bélgica, China, Ecuador, Estados Unidos, Congo, India, Kenia, Escocia, Sudáfrica, Vietnam; tanto en países y ricos como en países pobres se ha concluido que las expectativas del genero y que están vinculadas a un mayor riesgo de salud a lo largo de toda la vida, quedan firmemente arraigadas en los niños de entre 10 y 14 años»

Esto significa que entre los 10 y 14 años, los niños y niñas, absorben más las categorías de genero, los mandatos del genero. Expertos en Salud Pública colaboraron para entender como la variedad de los estereotipos de genero; con variedad a estereotipos de genero nos referimos a que las niñas hacen este listado de cosas y ocupan estos lugares, y los niños hacen este listado de cosas y ocupan estos otros lugares.

La conclusión a la que llegan en este estudio es que a esta edad interiorizan el mito que las niñas son vulnerables y los niños fuertes e independientes, mensaje que se refuerza por hermanos, compañeros, maestros, padres, entrenadores, etc., todo el tiempo»

Miles de millones de dolares se invierten en todo el mundo en programas de salud para adolescentes, pero que se ponen en marcha a partir de los 15 años, cuando ya es tarde, porque el niño y la niña, ya adquirieron estos mandatos y esta cotidianidad.

Las estadísticas revelan que las restricciones basadas en el genero, racionalizadas como protección a las niñas, en realidad lo que hacen es hacerlas más vulnerables, porque pone hincapié en la sumisión, entonces a más sumisa más vulnerable.

Esto provoca dejar a las chicas en mayor riesgo de dejar la escuela, de sufrir violencia física o sexual, de ser obligadas a casarse muy jóvenes, o de tener embarazos tempranos. Los niños hablan de como se les anima a pasar tiempo fuera del hogar, como una exploración del mundo, sin supervisión, y además porque están experimentando justamente.

Las niñas, ellas reconocen, que la recomendación es que se queden en casa y hagan tareas, entonces mientras los niños salen a explorar, salen a lo público, salen a vivir la vida, las niñas se retraen a la casa»

Otra conclusión que surge en el estudio es que: salvo en escocia, en el resto de los países, tanto niños como niñas entienden que es el niño el que toma la iniciativa en cualquier tipo de relación sentimental, y en todos los escenarios las jóvenes reconocen un énfasis constante en su apariencia física, como un activo clave.

Me llamo la atención el termino activo clave, porque en términos contables el activo es un bien, algo que me pareció terrible»

En Nueva Delhi los cuerpos se toman como un riesgo que hay que cubrir, es un valor que genera un riesgo, entonces hay que cubrirlo, que es  un peligro tu propio cuerpo. Mientras que Baltimore, Estados Unidos, es un activo que debe parecer atractivo, pero no demasiado atractivo, que una niña reconozca que su cuerpo es demasiado atractivo, y que a alguien le puede gustar y querer quitar, arrebatar, el peligro de las violaciones básicamente.

Esto que hace, que el mundo se expanda para los niños, y se contraiga para las niñas, osea ya desde los 10 años, el mundo empieza a contraerse para las mujeres, se empieza a cerrar»

El énfasis a la fuerza física y la independencia, hace a los niños más propensos a sufrir la violencia física, al consumo de tabaco, al consumo de alcohol, y a ejercer la violencia física, a todo esto son propensos.