Cambio climático: La COP26 y los desafíos de la comunidad internacional

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, organizada por el Reino Unido en asociación con Italia, tendrá sus comienzos los próximos días y se desarrollará del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021 en el Scottish Event Campus (SEC) en Glasgow, Reino Unido.

El secretario general de las ONU, Antonio Guterres, aspira que el encuentro sea un nuevo impulso para aumentar la conciencia climática, desarrollar la resiliencia y reducir las emisiones de efecto invernadero

Según el último informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) deja claro que los compromisos en curso para reducir los gases de efecto invernadero no serán suficientes para limitar el aumento de las temperaturas a 1,5 ° C en el próximo siglo.

Los países que firmaron el Acuerdo de París (entre ellos Argentina) deberían normalmente revisar sus contribuciones voluntarias cada cinco años. Por ahora, los anuncios de reducción de emisiones de los países, además de los objetivos de neutralidad de carbono de Corea y China, por cierto, solo se cumplen, con una reducción de 7.5 en 2030. 

Entre los países miembros del G20, que representan dos tercios de la población mundial, solo 10 están en el camino correcto para alcanzar los objetivos ellos mismos fijaron, donde se encuentran Rusia, Turquía y la India.

El mes pasado Guterres, pidió a los Jefes de Estado que asistirán al encuentro “que hagan lo necesario” para que la Conferencia sobre el Cambio Climático, marque un punto de “inflexión”.

Para lograrlo, Guterres apuntó a tres ejes básicos: mantener el objetivo de no superar los 1,5 grados centígrados del Acuerdo de Paris; cumplir el compromiso alcanzado por los países desarrollados de aportar 100.000 millones de dólares anuales para la acción climática en los países en desarrollo; y aumentar las inversiones para la adaptación al menos hasta el 50% del total de la financiación pública climática.