Axel Kicillof: “Macri confesó que lideró el más catastrófico proceso de endeudamiento” del Pais

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró hoy que el expresidente Mauricio Macri «confesó que lideró el más veloz y catastrófico proceso de endeudamiento de la historia argentina», cuando ayer reconoció que el préstamo de 45 mil millones de dólares que recibió del FMI en 2018 se utilizó “para pagarle a bancos comerciales».

En declaraciones radiales, el mandatario provincial dijo que se siente «indignado» por los dichos del exjefe de Estado respecto al destino de los fondos que el organismo multilateral le otorgó a la administración de Cambiemos.

«La plata del FMI, que es la plata de los demás países, la usamos para pagar a los bancos comerciales que se querían ir porque tenían miedo de que volviera el kirchnerismo», afirmó ayer Macri en declaraciones al canal CNN en Español.

En ese sentido, Kicillof analizó hoy: «La (plata la) usaron para la fuga de capitales, se endeudaron los dos primeros años con el mercado privado en 100 mil millones de dólares, luego les cerraron la canilla. Ahí no podían ni devolver lo que habían tomado prestado durante su gobierno y tuvieron que volver al Fondo para dejarle la salida abierta a los fondos de inversión que habían venido a especular a la Argentina».

En ese marco, opinó que con los dichos de ayer «Macri está confesando que lideró el más veloz y catastrófico proceso de endeudamiento y fuga de la historia Argentina».

Luego, apuntó que el exmandatario de Juntos «se endeudó primero con 100 mil millones de dólares acreedores extranjeros y después con 57 mil millones de dólares con el FMI solamente para facilitar un negocio financiero porque no hay una obra, un dique, una empresa ni una ruta que se haya hecho con esa plata».

Para el gobernador de la provincia de Buenos Aires, «las políticas del macrismo claramente no van a servir para recuperar lo perdido en 6 años de neoliberalismo y pandemia», y remarcó que desde Juntos «actúan como su fueran comentaristas de una realidad que está peor por el desastre que dejaron».

Posteriormente, se refirió a las conversaciones que lleva adelante el Gobierno nacional para reestructurar la deuda y planteó que «tanto Alberto (Fernández) como (Martín) Guzmán dicen que el acuerdo debe ser posible, viable y sostenible; por eso, la negociación se está extendiendo».

«Tiene que ver con las condiciones financieras como con los condicionamientos. Néstor (Kirchner) decía que teníamos que crecer para poder pagar. Un arreglo que no tenga factibilidad, no es un arreglo», remarcó Kicillof y explicó que «el FMI reconoció que no le dio un crédito a la Argentina sino uno político a Macri por fuera de su estatuto sin posibilidades de pago».