ATR “Argentina Tiene Resto”

Por Daniel Prassel.

Escuchá a Daniele Prassel en “ATR “Argentina Tiene Resto” acá.

Queridxs lectores, el título de hoy pretende retomar cuestiones que refieren a nuestrxs recursos naturales, es un buen momento para seguir conociendo nuestras riquezas, aunque parezca mentira, muchxs ni imaginan lo que nos pertenece, y es ahí donde cuesta luego defenderlas, ya que no se puede amar ni defender lo que no conocemos.

Por supuesto relacionamos esta cuestión con un nuevo apriete de los agrogarcas que no les tiembla el pulso para dejar sin alimentos al Pueblo, en este caso el maíz y sus derivados, en pos de seguir juntándola en pala.

Ahora bien, quien crea que el maíz es solo un producto, se equivoca y feo, en la actualidad posee diversos usos y de él dependen diversas ramas productivas, por ejemplo se utiliza para hacer alimento balanceado para vacas, cerdos, gallinas, además en la actualidad a partir de la elaboración de Biocombustibles (Etanol) se volvió más codiciado por este sector, y por si fuera poco lo necesitamos para hacer harinas, aceites y productos industriales.

Tengamos en cuenta dos cosas a partir de esta información, la primera es evidente, cuando hablamos de maíz estamos hablando de un insumo estratégico para nuestro desarrollo, ya sea abasteciendo el mercado interno como también generando divisas al exportar los márgenes excedentes, no obstante la segunda cosa es una pregunta obvia: ¿Es importante controlar esta actividad económica o hay que seguir siendo solo espectadores en el tema?

Si habláramos en términos ideales, citaríamos a nuestro Conductor Eterno, el Cro Juan Domingo Perón y volveríamos a la Junta Nacional de Granos, con facultades extraordinarias para que no pierda el empresario pero que tampoco sufra el Pueblo, ante la imposibilidad, es necesariamente impostergable poner estos temas en todas las agendas políticas, porque de eso depende poder empezar a modificar condiciones estructurales que permitan desarrollarnos, cabe destacar que oh casualidad, la Junta la disolvió Menem en 1991 en el decreto Nº 2284/91, de desregulación de mercados, elaborado por el entonces ministro de Economía Domingo Cavallo, como diríamos en el barrio “que buenos muchachos”.

Queda claro entonces que camino hay que seguir, para ello hay que conocer lo nuestro, poder valorizarlo y por supuesto, elegir a aquellxs dirigentes que estén a la altura de tomar decisiones de ese calibre como hizo Perón, porque como vemos siempre cuando se trata del “Campo”, entelequia falaz que se usa para denominar a los dueños de la tierra y de casi todo lo agrario, no podemos esperar demasiado a la hora de pensar en el Pueblo y en su Patria.

El contexto internacional nos muestra y dice claramente que el precio de los commodities va en ascenso y eso a nuestro país le da una buenísima ventaja para poder empezar a levantarse luego de la debacle macrista y posteriormente la sanitaria, no la desaprovechemos, instemos a los nuestrxs con estos temas, de interés colectivo y que definitivamente nos hagan libres, de la especulación, el egoísmo y el boicot permanente a nuestro mercado interno.

Militemos de sol a sol como sabemos hacerlo, pero sin claudicar, sin apostar a políticas de maquillaje y dar el debate para ir a fondo con cuestiones medulares, si controlamos el insumo, estemos bien tranquilos que los precios se cuidan mejor.

Vienen tiempos difíciles pero siempre esperanzadores, porque el Peronismo sabe encontrarle respuesta a los desafíos que se le presentan, que la agenda de gobierno se llene de discusiones por estos temas, para concientizar mientras se confrontan intereses, que la mejor garantía de vencer es un Pueblo con inquebrantable conciencia de sus derechos y las riquezas de su Patria.

“Cuando los capitalistas comprueben que ganan más con nuestro sistema, no tengan la menor duda de que lo adoptarán y serán sus defensores.”

Cro Juan Domingo Perón

Mas Estado, Mas Solidaridad, Mas Comunidad, como nuestrxs 30.000 nos enseñaron