Alertas por un nuevo apagón masivo

El verano es sin dudas una de las estaciones del año más esperadas por las altas temperaturas y porque suele asociarse a las vacaciones y reencuentros. Claro que para aquellos que deben seguir su jornada laboral de manera normal trae sus problemas, en especial en estos días de calor extremo. Los cortes de luz fueron una constante en los últimos días y expusieron la crítica situación del sistema energético nacional.

A tal punto, que esta semana se decidió desde el gobierno nacional que los organismos estatales no realicen jornadas presenciales de trabajo y vuelvan al tan mentado home office, de los inicios de la pandemia. Jueves y viernes se aplicó esta modalidad, lo que generó un contrapunto con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que no acató la medida.

Tras el apagón masivo en el Área Metropolitana de Buenos Aires el martes pasado, cuando un incidente en las instalaciones de la distribuidora Edenor dejó a más de 700 mil usuarios sin luz, hoy hubo nuevos cortes. Cerca de las 8.20 se multiplicaron las denuncias por falta de suministro eléctrico en varios puntos de CABA y el conurbano.

En redes sociales, se quejaron usuarios de barrios porteños como Belgrano, Palermo, Caballito. También denunciaron cortes en Olivos, Vicente López, San Isidro, entre otros. Tras una hora sin luz, volvió la energía. Minutos antes, la propia distribuidora había informado que “Ya se detectó la falla, se aisló y se empezó a normalizar. Se detectó la falla de Edison y se aisló rápidamente”. 

Desde EconoJournal señalaron que a las 8.20 de hoy, con la demanda eléctrica cerca de los 21.000 MW, por encima de la prevista para esa hora, se volvieron a desenganchar 900 MW de Central Puerto, la principal usina que genera energía para el corredor norte de Edenor.

El impacto fue tal que la falta de luz dejó sin servicio a la totalidad del servicio del Tren Mitre. El dato no es menor, ya que se espera que la de este viernes sea la jornada que marque un hito de máxima temperatura y se espera un pico superior a los 40 grados.

Producto del apagón, 150 mil usuarios quedaron sin servicio eléctrico durante casi una hora. Hasta la Quinta de Olivos quedó en penumbras.

En tanto, el último parte publicado por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) habla de un total de 8386 usuarios de las empresas Edesur y Edenor que se encontraban esta mañana sin suministro de energía eléctrica en diferentes barrios de la ciudad de Buenos Aires y localidades del conurbano bonaerense.

Las zonas más afectadas, que dependen de Edesur, son Boedo, Flores, Liniers, Mataderos, Parque Chacabuco y Parque Patricios, y localidades del sur del conurbano como Avellaneda, Almirante Brown, Lanús y Lomas de Zamora, entre otras, por interrupciones en el servicio de media o baja tensión.

En el caso del área de Edenor, los usuarios sin suministro se ubican en San Isidro, La Matanza, Escobar, San Martín, Hurlingham, Merlo, Pilar, Moreno, San Isidro y San Miguel, entre otros.

Desde la distribuidora Cammesa se podía observar a las 7.30 que la demanda eléctrica al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) alcanzaba los 19.524 MW.