Alemania: ¿Quién será el sucesor de Angela Merkel?

Por Ezequiel Vega.

En el transcurso de la noche del jueves, se desarrolló el último debate de los principales candidatos y candidatas a ocupar el sillón de Merkel luego de 16 años ininterrumpidos como Canciller. Según las últimas encuestas el ministro de finanzas y líder del Partido Socialista (SPD),Olaf Scholz, sería el favorito en las urnas del domingo.

El veterano y referente socialdemócrata, que a su vez se desempeña como vicecanciller desde 2018, fue secretario general del SPD, Ministro del Interior y Jefe del Gobierno de Hamburgo.

La Unión Democrática Cristiana- partido por el cual Merkel es elegida en 2005- lleva como candidato a Armin Laschet, un “todo terreno” con más de 30 años de trayectoria política. El conservador y liberal, ganó elecciones a nivel local, regional y federal, e incluso fue diputado del Parlamento Europeo en el 2001. Católico y oriundo de la ciudad más occidental de Alemania, Aachen, es un político que se califica de “centro” y “europeísta”.

La UDC lo eligió a comienzos de este año como presidente del partido, ya que su candidatura sintetiza las expresiones de izquierda y de derecha dentro de su coalición.

Por su parte, Annalena Baerbock encabezara la lista del partido Los Verdes, que ya se logró posicionar como tercera fuerza política del país. Baerbock es la segunda mujer en la historia política de Alemania en busca de la cancillería.

 Durante las fuertes inundaciones del mes de Julio- dejando un saldo de 180 muertos y miles de heridos- el centro del debate fueron las temáticas del cambio climático, y las intervenciones y propuestas de la líder ambientalista tuvieron gran aceptación en la población más joven del país.

Con larga trayectoria en materia de asuntos medio-ambientales y energéticos, desde el 2013 es congresista del “bundestag”- parlamento alemán- donde se destacó por su participacion en las Conferencias de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en París y Marrakesh.

El tema de agenda de campaña que se instaló en la última semana, fue el acceso a la vivienda y las tensiones de los locatarios con las principales firmas de mercado inmobiliario, donde aumento cerca del 40 % el precio del alquiler en las principales ciudades de la nación europea en menos de dos años, en plena pandemia y crisis económica.