Agua, Conectividad y Otres

Por Daniel Prassel.

Escuchá a Daniel Prassel en “Agua, Conectividad y Otres” acá.

Primera nota del 2021 estimadxs lectores y compañerxs, espero de corazón hayan despedido bien el nefasto 2020 y por supuesto que, desde nuestro humilde lugar, ya mismo estamos de sol a sol militando e invitando al debate para construir entre todxs esa Patria que nos merecemos.

Hoy vamos a agregar a la agenda integral de los DDHH, algunos derechos que empiezan a estar en el centro de le escena política con más fuerza, dado lo sucedido en la Pandemia, así lo hemos visto, y no está nada mal empezar a hablar sobre esto antes que sea tarde, porque lo que es nuestro no solo debemos disfrutarlo, sino defenderlo.

Arrancamos citando un artículo de Pagina 12 (18 de Diciembre de 2020) que nos daba la noticia de que el agua empezaba a cotizar en bolsa, si leyeron bien “el agua”, por supuesto chequeamos esa info y no solo no es una fake news ni mucho menos una película de ciencia ficción, es la dura realidad a la que estamos asistiendo, para ponerlo en datos duros su valor fue fijar en 486,53 Dólares por Acre Pie (Unos 1,2 millones de litros).

Ahora bien, ¿estamos dimensionando esto de la manera correcta? ¿No será momento de que empecemos a enseñar también estos importantes temas, sumados a políticas efectivas de protección y campañas masivas de difusión para concientizar sobre el tema? Este nuevo paradigma mundial viene con mucha tela para ir cortando, de lo que podemos estar bien segurxs es que no viene a mejorar nada que tenga que ver con la soberanía y la dignidad de los Pueblos, por el contrario, viene a agudizar más las desigualdades y promover nuevos ciclos de acumulación financiera para ejercer muchísimo más control sobre las poblaciones y prolongar los saqueos y latrocinios sin ningún obstáculo para seguir favoreciendo a las elites globales.

El tema del agua lo iremos desarrollando durante todo este año ya que promete varios capítulos y por supuesto nos demanda la obligación de defender con uñas y dientes nuestro patrimonio nacional de las garras de aquellos que vengan a robárnoslo, por efectivamente eso es lo que quieren hacer, más temprano que tarde esta guerra empieza a librarse.

Como también reza nuestro título de hoy, hablemos un poco de “conectividad” derecho que permite la comunicación entre personas, el acceso al conocimiento, la posibilidad de estudiar a distancia y la sistematización de muchos trámites, pregunto entonces: ¿está garantizado para la mayoría del Pueblo este derecho? Tenemos la férrea esperanza que a partir del plan básico universal (PBU) que arranco este 1 de enero, la brecha digital empiece a achicarse, ya que ahí también se juega fuerte la desigualdad como factor que excluye a grandes mayorías populares.

Lo digo bien claro para que ningún trasnochado salte como leche hervida, creo firmemente en nuestro gobierno que ha tomado una medida de tanta importancia como esta, pero desconfió y mucho, de las empresas que deban brindar el servicio, ya que históricamente se comportan como pulpos que aglutinan todo dejando al usuario a la buena de dios cuando le deben cumplir con los servicios que prestan, habrá que esperar y ver cómo se desarrolla la medida.

Como vemos y sin análisis exhaustos porque también hemos festejado con creces, tan solo queríamos introducir estos dos derechos al debate como muchos más que iremos sumando, porque no creo que haya una “nueva normalidad” sino que estamos por vivir cambios a escala mundial en muy poco tiempo, este capitalismo voraz que todo se come no fue el que estuvo en los barrios ayudando a bancar ollas, no estuvo tampoco acompañando a los gobiernos a hacer frente al virus ni tampoco lo vimos en las escuelas repartiendo alimentos, este capitalismo voraz se concentró solamente en vigilar a la humanidad con distintos dispositivos, muchos a partir de ahora sanitarios, muchos ya conocidos como las redes sociales y como siempre, manejando los medios de comunicación para mantenernos en vilo.

Es momento de apoyar fuerte los gobiernos nacionales y populares, acá y en el mundo, porque la contradicción como venimos diciendo hace rato es “Pueblo o Corporaciones”, olvidémonos por un rato de las categorías eurocéntricas impuestas y muchas veces autoimpuestas por selectos iluminados y académicos que nunca pisaron el barro o un barrio.

Va el saludo compañero para todas y todos los que amamos la Patria, los que elegimos la militancia como forma ineludible de vida y los que todavía pensamos que se puede cambiar el mundo, el resto puede ir “buscándose otro laburo”.

Dice el compañero Juan Domingo Perón en su carta del 16 de marzo de 1972 titulada “Mensaje a los Pueblos y los Gobiernos del Mundo”:

“Creemos que ha llegado la hora en que todos los pueblos y gobiernos del mundo cobren conciencia de la marcha suicida que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación del medio ambiente y la biosfera, la dilapidación de los recursos naturales, el crecimiento sin freno de la población y la sobrestimación de la tecnología.”

Mas Estado, Mas Solidaridad, Mas Comunidad, como nuestrxs 30.000 nos enseñaron