Además de Francia, otro país europeo se suma a las disculpas por un genocidio en África

Heiko Maas, el ministro de relaciones exteriores de Alemania, asumió la responsabilidad por su país. “A la luz de la responsabilidad histórica y moral de Alemania, pediremos perdón a Namibia y a los descendientes de las víctimas”, afirmó. A lo cual agregó que el “reconocimiento de la culpa” y la “petición de perdón” es un “paso importante”. Sin embargo, reconoció que una reconciliación verdadera “no se puede decretar”.

Lo que sí enfatizó el Ministro es que el objetivo principal, de este acuerdo con Namibia, era encontrar un “camino común en conjunto ”  y  una “verdadera reconciliación en la memoria de las víctimas”. Por ello, el primer paso fue poner la palabra “genocidio”.

Sin embargo, Vekuii Rukoro, jefe supremo de Ovaherero , señalo que la indemnización de 1 mil millones de euros durante 30 años era un insulto y que eso “no es suficiente para la sangre de nuestros antepasados. Lucharemos hasta el infierno y regresaremos. Nos meteremos en la cama con el diablo si eso nos da lo que merecemos”.