A 45 años, 24 razones

Por Daniel Prassel.

Escuchá a Daniel Prassel acá

Estimadxs lectores, un nuevo aniversario del Golpe Genocida está por venir, en la nota de hoy nos interesa no solo recordar y reivindicar las luchas que nos precedieron, sino dejar con humildes palabras, algunas razones que nos motivan a no bajar las banderas de memoria, verdad y justicia nunca.

Creemos que hay continuidades de la dictadura, deudas pendientes, pero también por supuesto, motivos para seguir fortaleciendo la memoria como construcción política colectiva y las políticas públicas de derechos humanos como garantes de la dignidad de nuestro Pueblo.

A continuación, las 24 razones:

1- Seguimos exigiendo verdad y justicia, por todos los delitos de lesa humanidad que cometió la última dictadura cívico-militar.

2- Pedimos por la derogación de todas las leyes de facto que se sancionaron en el periodo dictatorial, resaltando la penosa “Ley de Entidades Financieras” que abrió camino para que los bancos crecieran exponencialmente en detrimento de la comunidad toda.

3- Continuamos buscando aquellos hermanos y hermanas que fueron robados por los genocidas, alrededor de 500 que aún nos faltan a todxs.

4- Debemos avanzar en la recuperación de todos los Centros Clandestinos de Detención Tortura y Exterminio para construir esos ámbitos de vital importancia en la construcción democrática que son los Espacios de Memoria.

5- Por la plena implementación de todas las políticas y leyes reparatorias para las víctimas y sobrevivientes del terrorismo de estado.

6- Contribuir siempre a recordar a lxs 30 mil, pero no solo por el trágico hecho de su desaparición o asesinato, sino por su ejemplo de vida, militancia y compromiso con una Patria justa, libre y soberana.

7- Recomponer ese tejido social que vulnero y pulverizo la dictadura, utilizando el terror como agente paralizador y disciplinador de la organización política y popular.

8- Robustecer y promover los distintos puentes entre generaciones para seguir aumentando el nivel de conciencia popular sobre lo que pasó en dictadura.

9- Observar que ningún represor cuente con privilegio alguno, son asesinos del Pueblo y deben ajustarse a derecho, ese derecho que le negaron infamemente a esa generación que masacraron.

10- Recalcar y aclarar que no nos guía la venganza sino la responsabilidad de construir una comunidad plena, que comprenda su pasado reciente y que se compromete a condenar aquellos hechos tenebrosos que sucedieron en momentos de impunidad y muerte.

11- Denunciar las continuidades de la dictadura, como las prácticas actuales de violencia institucional, discriminación y persecución política que sufren jóvenes, minorías, militantes politicxs y dirigentes.

12- Avanzar hacia la discusión de la pata civil que permitió y elaboró el plan siniestro que las fuerzas armadas desplegaron con salvajismo y horror.

13- Abrazar y acompañar con amor, compañerismo y mucho respeto a nuestras madres, abuelas, hijos, familiares y ex presxs politicxs, porque además de enseñar con su ejemplo son uno de los grados éticos más altos de nuestra sociedad.

14- Expresarse contundentemente ante cualquier avance de los discursos de odio, intolerancia y autoritarismo, que hacen apología del terrorismo de estado y que pretenden vilipendiar estas luchas.

15- Obligar y comprometer a nuestrxs representantes a que la Memoria y los DDHH, sean parte medular de todas las agendas políticas, no como efeméride sino como práctica concreta y madura para garantizar derechos y combatir injusticias.

16- Atesorar la historia de lucha en cada fábrica, universidad, sindicato, unidad básica, barrio, porque solo así podemos defendernos del discurso e intereses hegemónicos que pretenden borrar nuestra historia para que siempre estemos empezando de cero.

17- Contribuir con los organismos de DDHH, ayudando con su noble labor y acompañando siempre sus iniciativas.

18- Hacer crecer la conciencia, militando desde el amor y no desde lo negativo, es una tarea de vida contar y transmitir este capítulo de nuestro país, el “no olvidamos” también nos dice que hay que concientizar sobre lo pasado para defender un presente democrático.

19- Contextualizar que el golpe del 76 no fue casualidad ni un hecho aislado, fue producto de la escalada de violencia que se vivió en nuestro país desde el criminal bombardeo a la Plaza de Mayo en 1955, siguiendo con el infame Decreto 4161, los fusilamientos de José León Suárez, del General Valle y la represión sufrida durante el exilio del General.

20- Comprender que el golpe vino y ataco todo un sistema e identidad construidos desde las reivindicaciones políticas logradas por el Peronismo como movimiento político y expresión de las masas populares, fue un golpe a la organización política, sindical, social y cultural.

21- Revisar y resolver la gran deuda externa que se contrajo en la dictadura, que sirvió para condicionar políticamente al Pueblo y enriquecer a grupos económicos que hoy son los monopolios que atentan contra la liberación nacional.

22- Apuntalar una reforma judicial que derrote todo el aparato jurídico que monto la dictadura, donde subsisten jueces, fiscales y empleados del poder judicial, vinculados a delitos de lesa humanidad.

23- El 24 de Marzo debe ser considerado también como la fecha del comienzo del Industricidio en Argentina que termina estallando en 2001.

24- Erradicar definitivamente la pobreza y marginalidad, debe ser nuestra prioridad número uno, tal cual los 30 mil lo soñaron.

Los jueces de la Corte son unos turros que reciben plata por fallar. Hay que luchar contra los Magnetto que nos robaron los nietos y nos quieren seguir robando.”

Hebe de Bonafini

Más Estado, Más Solidaridad, Más Comunidad, como nuestrxs 30.000 nos enseñaron.